Facebook: ¿Una apuesta segura?


Seamos, sinceros, los seres humanos somos infieles por naturaleza (al menos, en el caso de los productos) si una marca, una empresa o un destino no cumple con nuestras necesidades (y claro, ya no nos conformamos con cualquier cosa, buscamos la mejor calidad al mejor precio) tardaremos muy poco en cambiar de servicio o producto. Así somos, es nuestra naturaleza, ¿Qué algo ya no cumple nuestras expectativas? ¡Pues nos cambiamos y ya está!

Fuente: Webazia

Dándole seguimiento a las actuaciones llevadas a cabo por Facebook últimamente como el nuevo sistema publicitario en el que las acciones de los miembros de la red social se anunciarán en relación con una marca o local, o la implantación de sus créditos como divisa única para los juegos sociales dentro de la red, da mucho en qué pensar. Facebook crece a una velocidad vertiginosa aumentando cada vez más su volumen de negocios, tanto que cada paso que da parece acercarla más a su inminente salida a bolsa. Pero no todo son buenas noticias, al menos en mi opinión. Facebook  crece y cada vez más, crece su poderío dentro de las redes sociales generalistas hasta llegar a niveles casi monopolistas. Como ejemplo y sin ir más lejos el caso anteriormente mencionado de los Facebook Credits. Es la clara muestra de lo que ocurre cuando una red social acapara tanto poder.

Bueno, es su plataforma y son libres de hacer lo que quieran, pero ¿Hasta cuándo? Cada vez más crece el número de usuarios que no están muy conformes con los cambios realizados en la plataforma, a esto hay que sumarle los constantes problemas de seguridad y algo muy importante: la falta de privacidad. No a todos nos gusta que todo el mundo quiera ser tu amigo, que cotilleen tus fotos, que terceros accedan a tus datos o que te bombardeen con publicidad. Cosas similares han pasado antes con otras redes sociales ¿Qué los hace pensar que no podemos cambiar a otras plataformas más “exclusivas”?

Soy realista, a Facebook le faltan muchos años al mando de las redes y de nuestras vidas sociales (con más de 600 millones de usuarios no es tan fácil cambiarse a otra red) pero el “boom” algún día cambiará por lo que siempre hay que estar pendiente de las nuevas joyitas como Diaspora, una red social que parte del principio de que son los internautas los propietarios de sus datos y documentos que cuelguen en la red y que siempre mantendrán la propiedad de estos. Su gran apuesta es la seguridad y la simpleza a la hora de compartir. Aún no se ha lanzado oficialmente pero existe una versión alpha a la cual sólo se accede por invitación enviando con anterioridad una solicitud para pertenecer a la red.

Mientras tanto Facebook representa una mina de oro para los negocios y empresas que usan esta herramienta para llegar a su público objetivo sin necesidad de hacer grandes inversiones en publicidad. Con poco presupuesto y mucha imaginación se pueden obtener unos grandes beneficios gracias a la repercusión de las acciones llevadas a cabo dentro de la red. Así que, viendo los buenos resultados obtenidos: ¡Aprovechemos mientras la gallina siga poniendo huevos de oro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s